SMART JOURNALISM (IV): Jenny Nordberg

En Afganistán, el nacimiento de un varón –un bacha– es considerado un motivo de orgullo y prestigio para su familia. En el caso contrario, si una mujer “encadena” varios partos de niñas, es considerada una dohtar zai, “la que no engendra hijos”. En una cultura regida casi por completo por roles patrilineales, la madre es considerada por su entorno –y a veces por sí misma– como incompleta e imperfecta ya que la descendencia femenina sólo acarrea cargas económicas a sus progenitores. La humillación también salpica al padre; empieza a ser denominado como mada posh, “aquel cuya mujer solo genera hijas” en lengua dari. Traer al menos a un hijo varón al mundo es una condición indispensable para la buena reputación del matrimonio.

A pesar de la tradicional segregación por sexo, en determinados casos, las familias afganas optan por criar a una de sus hijas como si fuera un niño durante la infancia y adolescencia de la menor. Esta se convierte así en una bacha posh, una joven presentada como varón al mundo exterior en un país en el que “es mejor un hijo ficticio que ninguno”. Cuando, llegada la madurez, la niña empieza a mostrar evidentes signos de su feminidad, recupera su anterior nombre y “se convierte” de nuevo en una mujer.

Durante su estancia en Afganistán entre 2010 y 2011, la periodista sueca Jenny Nordberg (Upsala, 1972) –reportera, corresponsal, columnista y miembro del ICIJ– se acercó casi por casualidad a este desconocido fenómeno y su investigación llegó a ser publicada en las páginas de The New York Times o en las de The International Herald Tribune, convirtiéndose en la base de artículos de opinión, obras de ficción o documentales audiovisuales. Sus trabajos sobre las bacha posh toman ahora forma de libro; a finales del pasado año, la editorial Capitán Swing publicó “Las niñas clandestinas de Kabul” en el que Nordberg relata –en una mezcla entre diario, reportaje y crónica que roza lo etnológico– su exploración acerca de “las chicas afganas disfrazadas de muchacho”. Para garantizar “un recurso en línea para la investigación continua” sobre este fenómeno en todo el mundo, la periodista también fundó en 2014 la plataforma bachaposh.com, un “foro de encuentro” entendido como una continuación de las historias que muestra el libro. Estos curiosos patrones parecen no sólo ceñirse a la antigua tradición afgana; en su web, Nordberg recopila también artículos acerca de las burneshas –mujeres albanesas que, ante la ausencia de patriarca, lo “sustituyen” jurando castidad y adoptando roles y vestimentas masculinas– y permite a los lectores de todo el mundo compartir sus historias.

Elaboración y redacción: Javier Corbacho Galán

Fotografías: Imagen de cabecera: Javier Corbacho Galán | Resto de imágenes: Adam Ferguson (extraídas de bachaposh.com).


Sigue leyendo

quote: DAVID FELIPE ARRANZ

Lo interesante de Interview es la gramática de la entrevista, el clima que se crea entre dos personas, la música del oficio y el precipicio de los afectos, secreto e ignorado por estas prisas de la inmediatez. Allí donde a veces ni el entorno más inmediato de los protagonistas de la actualidad ha sido capaz de llegar, el periodista puede alumbrar respetuosamente el espectáculo de la intimidad.

DAVID FELIPE ARRANZ, en su artículo “Sienna Miller y el arte de la entrevista”, en El HuffPost.