EL ÉXITO DE UNA MINORÍA: Entrevista a Silvia Barquero

El pasado 15 de septiembre, miles de personas se concentraron en la madrileña Puerta del Sol. Allí, fundieron sus clamores en una sola voz para exigir la abolición de las becerradas en España. Detrás de esta manifestación se encontraba el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal.

PACMA es uno de los partidos minoritarios en auge a día de hoy, a pesar de que aún no ha logrado representación en las instituciones. Desde la primera vez que se presentó a las elecciones generales ha crecido de manera imponente. En concreto, desde los 44.795 votos que obtuvo en 2008, ha alcanzado un total de 286.702 en las últimas, celebradas en 2016.

Pero no sólo acumulan papeletas para el Congreso de los Diputados, sino que también lo hacen a nivel europeo. Teniendo en cuenta que cuadriplicaron su número de apoyos en 2014 –respecto a las elecciones al Europarlamento de 2009–, sus expectativas de conseguir un escaño en las próximas votaciones europeas de mayo de 2019 son muy elevadas.

En un programa electoral que, desde la propia formación, resumen, en “animales, medio ambiente y justicia social” condensan tanto medidas animalistas como ecologistas. Junto a estos dos pilares en los que PACMA se sustenta, aparecen otras medidas, como las de igualdad –de género y diversidad sexual–, el derecho a la vivienda o la defensa de la sanidad y educación públicas.

Su presidenta, Silvia Barquero (Madrid, 1973) recibe a UND_R CONSTRUCTION en la sede del partido, situada en pleno centro de Madrid. Todo parece premeditado, ya que, tras ponerse una americana gris sobre una camiseta de manga corta blanca y sencilla, se sienta en el centro de la mesa en la que se producirá la entrevista, con el logo de PACMA en un segundo plano, impreso en la pared a su espalda. Haciendo gala de su capacidad de oratoria y con una voz pausada pero firme, Barquero analiza el crecimiento del grupo en los últimos años, la situación del animalismo en España y los retos a los que se enfrenta su formación.

Elaboración y redacción: Cristina Alonso Pascual

Fotografía: Álvaro Rincón Sanz


Sigue leyendo