MUJERES Y JÓVENES, PROTAGONISTAS EN EL “INFORME DE LA PROFESIÓN PERIODÍSTICA 2018”

Este jueves ha tenido lugar la presentación del Informe Anual de la Profesión Periodística 2018, que, como es habitual, publica la Asociación de Prensa de Madrid (APM) desde hace 14 años. En palabras de su presidente de publicaciones David Corral, “se trata de un informe fundamental para nuestra profesión” ya que “no solo nos vemos a nosotros mismos sino también cómo nos ven”.

Redacción: Alicia Abadía Fantova

Imagen: Miguel Berrocal (APM)


El salón de actos de la sede de la Asociación completó su aforo a pesar de que su directora, Victoria Prego, no asistió al acto debido a problemas de salud. Alfonso Sánchez, secretario general de la APM ocupó su lugar. Pero esta no fue la única novedad. El informe de este año incluye dos categorías de estudio que no se habían contemplado en ninguno de los pasados informes: la figura de la mujer en el periodismo y la situación de los jóvenes menores de 30 años que ejercen la profesión.



Precariedad laboral

Las conclusiones del estudio apuntan a un aumento de la precariedad laboral, que según su propio director, Luís Palacio, “viene dada por los continuos cambios tecnológicos a los que debe adaptarse rápidamente el periodista, al fenómeno de la desinformación y al endurecimiento de las presiones contra la libertad de expresión y el derecho a no revelar las fuentes”, una alusión al caso de los periodistas del Diario de Mallorca y Europa Press a los que la Policía incautó sus teléfonos móviles para averiguar las fuentes de sus investigaciones relacionadas con el Caso Cursach; hecho que desde la APM han repudiado, apelando al derecho del secreto profesional, además de secundar el comunicado publicado por la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) y la Associació de Periodistes de les Illes Balears (APIB).

Según el informe, la situación laboral de los periodistas y comunicadores autónomos se está deteriorando. “Tienen la necesidad de desarrollar otras actividades adicionales a su actividad profesional para aumentar sus ingresos”, afirmaba Palacio. El 29% de los periodistas y el 32% de comunicadores se encuentran en esta situación; cifras que han aumentado respecto al año anterior. Además de ello, preocupa que el 60 % de periodistas y comunicadores tienen jornadas laborales superiores a las 40 horas semanales. “Y cada año va en aumento”.

“El paro sigue siendo el primer problema de la profesión”, seguido de las retribuciones. Aun así, ha descendido por quinto año consecutivo. Sin embargo, Luis Palacio desconoce las causas de esta tendencia. Mientras tanto, la brecha de género sigue presente en el desempleo de los periodistas: de cada diez, 6 son mujeres y 4 hombres.

Brecha de género

Las diferencias por sexos se agudizan en la dirección de los medios: en nuestro país, el 75% de los equipos directivos de las 30 mayores empresas de medios están formados por hombres; una tendencia que también corrobora el estudio DigiMedios de mayo del 2018, que señala que, en los medios públicos, el 73% de los cargos directivos también son hombres. De hecho, una mayoría de las mujeres encuestadas opina que se les exige una mayor capacitación para llegar a ocupar estos puestos, frente a una mayoría de hombres que cree que se exige el mismo grado de capacidades a ambos sexos. Además, el informe de la APM constata que casi el 60% de las interrogadas ha tenido más jefes varones que mujeres.

La discriminación por género existe, según el informe. Sin embargo, Palacio señala que “también existen dos tipos de relatos con puntos de vista diferentes según se pregunte a hombre o a mujeres”. El 76% de las mujeres encuestadas afirma que “el sexo no es determinante” a la hora de acceder a la profesión. No obstante, la percepción cambia una vez desarrollan su carrera profesional: hasta un 47% cree que el hecho de ser mujer sí les condiciona. Entre las causas más destacadas se encuentra el mero hecho de ser mujer, el tiempo invertido en la familia y la intención de tener hijos. Mientras que en las respuestas de los profesionales varones las percepciones se invierten: más hombres que mujeres opinan que el hecho de ser mujer sí determina la obtención de un puesto de trabajo. E, igualmente, los hombres tienden a pensar que ser mujer es más perjudicial que beneficioso para lograr trabajo. La misma lógica rige en torno a la prioridad masculina en los ascensos laborales: el 55% de las encuestadas sí se ha visto en esta situación, frente a un 82% de hombres que no. “Aunque las mujeres obtienen más valoración en casi todas las aptitudes”, destacaba Palacio. “En diálogo, organización o motivación, excepto en ambición”.

Un 90% de las encuestadas y un 74% de ellos, reconoce que el acoso en la profesión periodística es una realidad, y ambos sexos coinciden en que proviene de personas de niveles jerárquicos superiores. En cambio, de las 650 mujeres que han participado en el informe, la mayoría declara no haber sufrido ningún tipo de acoso en el ámbito profesional. Y mayoritariamente, tanto los hombres como las mujeres encuestadas aseguran que los sesgos de género se aplican en la selección de la información así como en el lenguaje utilizado.

Jóvenes y formación

La encuesta realizada a 102 jóvenes menores de 30 años indica que en las facultades de Periodismo y Comunicación hay un alumnado mayoritariamente femenino (un 87% en el caso del Doble Grado). A su vez, se constata que las universidades no proporcionan los conocimientos suficientes en estas titulaciones, Los participantes en la muestra demandan profundizar en el área empresarial y en la tecnológica para estar en sintonía con las exigencias del mundo laboral. Por primera vez, el informe de la APM ha preguntado sobre la obligación de poseer un título universitario para ejercer el oficio. Un 60% de los periodistas se decanta por el sí, mientras que solo un 47% de los comunicadores lo considera necesario.

La precariedad juvenil en la profesión se ve reflejada en los datos referentes a las retribuciones y las dificultades para ser autosuficientes. Entre los 85 jóvenes encuestados, el salario del 55% de ellos es inferior a los 1000€. Un 33% cobra entre 1000 y 1500€ al mes.

A pesar de que casi la totalidad de los jóvenes (98%) afirma que “sin periodismo no hay democracia”, el informe alerta de la falta de independencia económica y política de los medios. Estas presiones, según los encuestados, se deben al intercambio, por parte de los directivos de los medios, de coberturas favorables por contratos de publicidad. “No resulta razonable y no debería ser aceptable que la fuente de estas presiones provenga del núcleo de la propia empresa”. Según el documento, solo el 20% de los periodistas afirma que trabaja en medios sin recibir presiones.

El futuro de los medios preocupa tanto como la credibilidad entre su audiencia debido a las fake news. Solamente las generaciones más jóvenes (menores de 35 años) se informan principalmente a través de las redes sociales. Aunque entre los periodistas gana la tendencia a creer que la totalidad de la población se informa por esta vía, la realidad es que la fuente valorada con más fiabilidad son los informativos radiofónicos seguidos de la prensa escrita, la televisión (que sigue desempeñando un papel fundamental en la sociedad), y en último lugar, las redes. “Debemos hacer una autorreflexión sobre por qué creemos nosotros que nos informamos así”, ha recalcado Palacio.

Financiación

El informe también constata que la publicidad como única vía de obtención de ingresos en la prensa ha quedado obsoleta. “El futuro de los medios pasa por la diversificación de las fuentes de financiación, entre las cuales destacan los contenidos patrocinados, el pago por contenidos y las donaciones y subvenciones. Sin embargo, solo un 13% de los periodistas acepta plenamente la inclusión de branded content, mientras al resto suscita dudas o bien la rechazan rotundamente.