CANCIO Y FLÓREZ: LA TRANSICIÓN, FOTO A FOTO

“Españoles… Franco ha muerto”. Así comenzaba un sollozante Arias Navarro su discurso televisado con el que comunicaba a la nación la muerte del dictador. Corría el año 1975.

Más de cuatro décadas después, los fotoperiodistas Raúl Cancio y Marisa Flórez han convertido estas cuatro palabras del entonces jefe de Gobierno en el título de su último proyecto. Se trata de un libro en dos volúmenes – “Españoles…”, con obras de Cancio; “Franco ha muerto”, de Marisa– con el que recorren nuestra historia reciente, desde los primeros pasos de la Transición tras el fallecimiento del caudillo hasta la sevillana Expo del 92.

Texto: Javier Corbacho Galán

Imágenes: “Españoles… Franco ha muerto” (Cortesía de Libros.com)


Más allá de ser un mero libro de fotografía, “Españoles… Franco ha muerto” incluye negativos, hojas de contacto y un dossier central que acompaña a las imágenes, con el objetivo de convertirse en un documento gráfico sobre la propia labor periodística de la época. “No se trata de libros de fotografía al uso, del estilo “foto-con-pie, foto-con-pie”. Tienen otro concepto y otro diseño”, explicaba Raúl Cancio a UND_R CONSTRUCTION.




17 años resumidos en 400 páginas –dos kilos de peso–, en las que Felipe González comparte cigarrillos con Adolfo Súarez, Pasionaria pisa por primera vez la moqueta del Congreso del brazo de Alberti, el rey Juan Carlos acaricia al por entonces príncipe Felipe, el féretro de Tierno Galván recorre las calles de Madrid o Pirri se despide del vestuario del Bernabéu.

Las “fotografías más políticas” son cosa de Flórez, reportera gráfica desde 1971 y conocedora de aquel Congreso plural que echaría a andar seis años después, con figuras como Fraga, Suárez, González, Guerra o Carillo sentados en sus escaños. En 1979, con una Constitución recién estrenada, Marisa ganaba el Premio Nacional de Periodismo. Los retratos, estampas taurinas, sucesos –eran los años de la ETA más sangrienta– y las imágenes futbolísticas llevan la firma de Cancio, ganador de este mismo galardón en 1984, además del Premio Nacional de Fotografía Deportiva en 1988 y el premio Nacional de las Artes y Ciencias en 2004.

“Los dos –Marisa y yo– cubrimos el entierro de Franco”, indica Cancio. Flórez lo hizo para el periódico Informaciones y Raúl, para Pueblo, en el que trabajó bajo la batuta de Emilio Romero, con quien luego colaboró para lanzar El Imparcial. Pero ambos coincidieron en el recién fundado El País, al que Marisa llegó en 1976 y Cancio, en 1980. Precisamente su actual directora, Soledad Gallego-Díaz compañera de ambos fotógrafos desde los primeros años de vida del diariodeclaraba en la presentación de “Españoles… Franco ha muerto” que “es imposible entender la Transición sin las imágenes de Cancio y Flórez”.

La publicación del libro ha sido posible gracias a una campaña de micromecenazgo organizada por la editorial Libros.com.